Nuestra Rutina para Dormir

 

Los primeros días con Oke en casa fueron fáciles. Dormía 3 o 4 horas seguidas, se despertaba para comer y se volvía a dormir. Después pasó unas semanas de dormirse pronto pero despertarse a eso de las 12 y llorar. Aún era pronto para empezar con las rutinas así que intentamos adaptarnos a él y pasear de madrugada mientras yo le cantaba. 

Un poco más adelante, a partir del mes y medio/dos meses empezamos a instaurar una pequeña rutina para dormir. Oke es capaz de dormir 8 horas seguidas, lo ha hecho un montón de noches. Pasó a despertarse 1-2 veces para comer y volver a dormir sin problemas.

Con la crisis del sueño de los 4 meses empezó a despertarse más a menudo, puede que unas 3-4 veces cada noche y aunque no nos levantamos para que coma, es agotador porque al final me paso la noche medio dormida y con Oke en la teta.

1. BAÑO

Empezamos sobre las 19h. Tengo que decir que a baby Oke le chifla el baño. Es entrar en la bañera y ponerse a reír, salpicar agua fuera, etc. Intentamos estar un buen rato jugando para que “se canse”.

2. MASAJE Y CREMITAS

Después de secarle muy bien, le hago un breve masaje con un poco de un aceite de Weleda que huele súper bien y parece que le relaja bastante. Le ponemos crema para el pañal y el pijama.

maternidad-bebe-baño.jpg

3. TETA

Me gusta tumbarme con él en la cama y ofrecerle el pecho. Practicamos colecho así que de noche también come así. Al terminar le puedo dejar en nuestra cama o pasarle a su cunita que está pegada, pero sin moverle demasiado. 

4. ¡A DORMIR!

Normalmente en 10-15 minutos se ha dormido. Obviamente tiene días en los que tarda más porque aún tiene ganas de jugar pero de noche resulta más fácil dormirle que durante el día.

Love,