Blog

El Nacimiento de Baby Oke

 

Hace 4 meses que nació baby Oke y hoy por fin puedo decir que me siento cómoda hablando del parto. Tengo que mencionar que no fue el parto que quería en un principio, pero ahora me doy cuenta de que fue perfecto. Yo ya había tenido alguna que otra contracción dolorosa en las últimas semanas del embarazo y cada vez que las notaba pensaba "¿Dónde me he metido?" pero lo cierto es que el 14 de abril, cuando de repente me despertó una contracción a las 22:37 me sentí hasta aliviada porque ya estaba de 40+4. 

Lo primero que hice fue buscar en internet "Meditaciones para Parto", sí, pobre ilusa de mí que pensaba que le iba a servir eso estando ya a punto de parir. Claramente, eso es algo que cambiaría de cara a un próximo embarazo porque ahora veo la importancia de prepararse para el parto y no solo a nivel físico. 

Las contracciones venían cada 8, 10, 5, 7, 4 minutos, eran irregulares y yo podía hacer más o menos con la pelota. Le pedí al papi de Oke que me dejase estar sola en la cama y se fuese a dormir al sofá, le dije que le avisaría si notaba algo raro. Y así fue, pasé una noche muy dura, en la que aunque las contracciones se espaciaron hasta 15 minutos, eran muy fuertes y no podía aguantar el dolor en la cama, a penas en la pelota o caminando. 

Como soy una campeona aguanté toda la noche y a las 8 de la mañana desperté al papi porque las contracciones ya eran cada 5 minutos, nos vestimos y nos fuimos al hospital. Llegué de 4cm y Lorena, a la que ya conocía del CAP me dijo que nos quedábamos, que estaba de parto. Ingresé sobre las 10 de la mañana y baby Oke nació 11 horas después.

maternidad-bebe-embarazo.jpg

Yo tenía un plan de parto precioso y súper natural. Empezamos con duchas de agua caliente, pelota, colchonetas, balancín, todo lo guay. A medida que avanzaba el tiempo y las contracciones eran cada vez más fuertes, empecé a encontrarme mal y pedí la epidural. Durante unas horas fue un alivio, dormí un poco hasta que me despertaron para ponerme oxitocina porque se había parado un poco todo. A partir de ahí, me cuesta recordar con claridad, así que resumiré. 

A las 5 de la tarde había dilatado a 10cm y empecé a empujar y empujar. Me animaban muchísimo en todo momento pero parecía que Oke no tenía ganas de salir. El efecto de la epidural se pasó y las contracciones eran insoportables, pedí más analgesia y después de un buen rato descubrieron que tenía lagunas y solo me estaba durmiendo las piernas, pero no la zona pélvica y lumbar y por eso me dolía tanto. Seguí empujando horas y sobre las 9 de la noche llegó una ginecóloga que dijo que llevaba demasiadas horas de parto y que me iba a ayudar "con un calzador". Me hicieron episiotomía y baby Oke nació por fórceps a las 9:08. Me dijeron que estaba muy arriba y tenía la cabeza mal colocada, por eso le costaba descender. 

FUERON 3.860GR Y 53CM DE PURO AMOR

Nació llorando y me lo pusieron al pecho durante más de dos horas. No nos separaron en ningún momento y creo que es lo que más puedo agradecer.  

Los días en el hospital me los pasaba mirándole dormir, recibiendo visitas y llorando cuando estaba sola o cuando papi dormía. Fueron una mezcla realmente agridulce, estaba tremendamente feliz por conocer por fin a mi bebé pero sentía mucha culpa por no haber tenido el parto que había planeado.

Ahora, después de este tiempo y mucha educación me doy cuenta de que nadie puede predecir cómo será el nacimiento de un niño y creo que puedo decir que no lo querría de otra forma. Lo único que importa es que Oke nació sano y perfecto, siendo todo lo que había deseado siempre.

Love,