5 Formas de Cultivar Autocuidado

 
autocuidado-cristales.jpg

El autocuidado es algo fundamental para mí. La verdad es que aún no sé qué es lo que tiene pero lo veo imprescindible en la vida y siento que no se valora lo suficiente. A veces parece que priorizar a uno mismo sea un acto egoísta, pero ¿cómo vamos a cuidar de otras cosas si no cuidamos de nosotros? 

Hace unos 4 años, en el momento en el que me hacía más consciente sobre mí misma, empecé también a utilizar el autocuidado de forma intencional. Al principio era todo a nivel estético, mascarillas y tratamientos para el pelo, poco a poco me di cuenta de que necesitaba más, necesitaba llevarlo a otro nivel y así es como conseguí crear un buen balance entre eso y lo que no se ve pero se ve. 

Quiero compartir una lista de cinco formas de autocuidado MUY personal y MUY adaptada a mí, ahora mismo, justo después de tener un bebé. 

1. JOURNALING

Cuando tengo 10 minutos libres o cuando sé que Oke duerme pero no va a durar mucho y quiero hacer algo para mí, cojo mi libreta y escribo. Lo que más me gusta es dejarme llevar y escribir las cosas que me vienen a la mente. También disfruto visualizando planes futuros, dando las gracias y marcando mis intenciones. 

2. DARSE UNA DUCHA O BAÑO

Antes de ser mami, tenía dos días a la semana en los que dedicaba 2-3 horas a mi autocuidado físico. Desde que nació Oke la cosa es muy distinta. Hay días en los que no tengo tiempo para nada, aún así intento sacar siempre 5 minutos para una ducha y luego siempre me siento mucho mejor. 

3. TOMARSE LAS COSAS CON CALMA

 Durante muchos años he pensado que podía y debía hacerlo todo sola e incluso cuando no llegaba a esa expectativa poco realista, me llenaba de culpa. Hasta que no me vi embarazadísima y teniendo que delegar tareas, no me di cuenta de que a veces una sola no puede y no pasa nada por no poder. 

4. NUTRIRSE

El hecho de preocuparme de una personita 24 horas al día resulta agotador e incluso a veces me hace olvidarme de mí. Los primeros días con baby Oke en casa, me saltaba la mayoría de las comidas sin darme cuenta. Ahora intento cosas como prepararme el desayuno la noche anterior o pedir ayuda a la hora de comer y cenar. También beber muchísima agua, sobretodo con este calor.

5. ESCUCHAR UN PODCAST

Hace un año no tenía ni idea de qué era un podcast, ahora creo que no podría vivir sin ellos. No creo que el multitasking sea bueno, pero a veces me gusta aprovechar los ratos en los que cocino o simplemente escuchar algo agradable antes de dormirme. Mis favoritos son el de BGIO y Hey, Girl

Love,